domingo, 4 de diciembre de 2016

Cambios

Últimamente hay muchas cosas de mí que están cambiando. No a nivel físico, sino a nivel mental. Están pasando muchas cosas en mi vida, aunque la mayoría de personas a mi alrededor no tienen ni idea de esto. 

He de admitir que la motivación que tenía hace un par de años, desapareció hace unos meses casi por completo. Sin embargo, creo que estoy volviendo a encontrar mi camino.
Es difícil volver en ti misma cuando tienes la sensación de estar en un lugar erróneo todo el tiempo, cuando piensas que aquella decisión que un día no quisiste tomar por miedo te está matando por dentro. Supongo que voy aprendiendo cuales son las consecuencias de ser adulto. Una pena que a mí no me enseñaran a equivocarme, más bien... es una pena que no me incitaran a ello. 

Todos deberíamos incitar a las personas a hacer aquello que quieren hacer, aunque sepamos en el fondo que se están equivocando, los padres deberían advertir, no cortar las alas como me hicieron a mí.


Pero como he dicho, estoy cambiando. Supongo que llevo unos años de evolución en mí misma, al principio estaba tan perdida que no sabía ni quién era yo, luego supe quién quería llegar a ser, aunque me daba miedo esta transformación. Ahora... sé quién soy, sé como soy, y sé lo que quiero ser. 

La transformación aun no ha llegado a su fin, de hecho, puede que no acabe nunca, los humanos deberíamos evolucionar en cada etapa de nuestra vida; pero ese miedo que tenía antes casi ha desaparecido por completo. Ahora estoy expectante, me pregunto qué pasará, pienso en las decisiones que estoy por tomar, en todo eso que me deparará la vida.

Espero terminar de volver a mí antes de que termine el año. Espero que el año 2017 sea mi año, porque creo que me lo merezco. 


Voy a hacer todo lo posible por conseguir eso que me hace feliz.

sábado, 6 de agosto de 2016

Estrella de mi vida

¿Sabéis? Tengo la gran suerte de tener en mi vida a una persona maravillosa que hace que encuentre incluso en mis días más horribles un rayito de sol.
Para mí es una estrella que brilla con luz propia, un ángel que me sostiene sin importar las veces que me caiga. No os podéis ni imaginar lo importante que es para mí.


Recuerdo que hace años soñaba con este momento. Más bien tenía la fantasía de en algún momento sentirme tan querida por alguien, tan respaldada por una persona y tan a gusto y en paz conmigo misma y con ella que a día de hoy no puedo creerme que realmente esto haya pasado.

He conseguido todo aquello que necesitaba, incluso esas cosas que no sabia que necesitaba las he encontrado. Él ha superado con creces todas las expectativas que yo había tenido en mi cabeza.

Y hoy un día inusual como cualquier otro quiero darle las gracias por todo lo que me da. Por estar ahí, conmigo, apoyándome siempre en lo bueno y en lo malo. Sosteniéndome y levantándome cuando lo necesito, haciéndome reír y haciéndome llorar de alegría. 

Porque me ha enseñado muchas cosas a cerca de la vida e incluso de mí misma. Me ha enseñado a quererme tal cual soy, a comprenderme. Me ha enseñado a confiar plenamente. Me ha enseñado que el mundo no es tan malo como yo pensaba y que la mayoría de las cosas dependen de la perspectiva que quieras coger para mirarlas.


Gracias por apoyarme, por enseñarme a ser mejor persona, por calmarme cuando lo necesito y por enseñarme a ver el lado positivo de las cosas. Gracias por querer conocerme más de lo que me conozco a mi misma. Eres la estrella más grande y bonita que ilumina mi cielo y espero que eso nunca cambie. Por ti... que eres muy grande.

viernes, 5 de agosto de 2016

Photograph - Ed Sheeran



Esta canción ya tiene un tiempo. La había escuchado muchísimas veces pero hasta hace unos días no me había centrado en ver su significado. Ya me resultaba una canción preciosa antes pero creo que ahora lo es más, ya que me ha hecho recordar a actos que yo misma he hecho y he tenido con algunas personas importantes para mí en determinados momentos, ya que al no poder estar cerca siempre he tenido miedo de olvidar esos bonitos momentos, así que siempre cojo el móvil y me paro a hacer una foto. Donde el tiempo y los recuerdos se inmortalizan, donde el tiempo se detiene en ese instante. No se vuelve atrás ni hacía delante, simplemente está ese momento.


sábado, 4 de junio de 2016

4 Años y 3 meses


Son las dos y cuarto de la mañana. Hace un rato te he (nos hemos) felicitado. Supongo que eso de felicitarnos el día de antes ha pasado a ser ya parte de nosotros. 
En vez de dormirme me he puesto a pensar en ti cuando he terminado de estudiar. Supongo que eres mi pensamiento favorito. Me encanta imaginarte sonriendo, con esos colmillos que me fascinan y esos mofletes que hacen que se me ilumine el alma.


Después de tanto tiempo sigues robándome sonrisas sin querer. 

Supongo que al principio ninguno de los dos apostaba realmente por esto. Realmente era una auténtica locura. Pero el amor nos enganchó muy fuerte. Y estoy feliz por eso.

Estoy feliz, porque siento que de alguna manera estábamos destinados a estar juntos. Estoy feliz porque por fin después de tanto tiempo empezamos a ver el final de este camino tan duro que llevamos viviendo desde hace cuatro años y tres meses. 
Estoy feliz, porque sé que cada día que pasa estoy más cerca de por fin poder compartir mi vida contigo. Estoy feliz, porque me haces feliz. Porque quiero hacerte feliz, porque verte sonreír cada día es lo más bonito que tengo en el mundo, y aun es más bonito saber que yo soy la causa de tu sonrisa. Quiero que sigamos sonriendo juntos, que tu sonrisa sostenga a la mía cuando esté a punto de caer, y que la mía te sostenga a ti.



Te quiero pequeño... Siempre. <3
Lo mejor de mi vida.